Docentes porteños reclamaron el inmediato adelantamiento de la cláusula gatillo por inflación

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) aseguró que «la realidad inflacionaria del país se agravará en los próximos meses a partir de que recién el 1 de febrero se aplicará la cláusula gatillo» sobre los salarios del sector, por lo que exigió la convocatoria a la mesa salarial para adelantar su implementación.

La entidad que conduce Eduardo López destacó que «el nuevo índice de precios por IPC, anunciado por la Ciudad, señaló que la inflación desde febrero hasta septiembre alcanzó el 36,1 por ciento y superó los 29 puntos de aumento».

«Ese fue el guarismo de mejora salarial para el mismo período y fue superado. Además, el incremento interanual de precios es de 50,8 por ciento», afirmaron López y el secretario de Comunicación de UTE, Mariano Denegris, en un comunicado.

Añadieron que los docentes porteños «no pueden esperar tantos meses para recibir una equiparación salarial, ya que en marzo el presidente Mauricio Macri y el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, afirmaban que la inflación de ninguna manera superaría el 23 por ciento anual», por lo que exigieron «inmediatas paritarias».

«La UTE demanda la inmediata convocatoria a la mesa salarial para que se adelante la aplicación de la cláusula gatillo. Es preciso detener la constante pérdida de poder adquisitivo salarial. También hay que aumentar las asignaciones familiares, congeladas en 270 pesos desde 2012. De lo contrario, Rodríguez Larreta batirá el récord y será el único Jefe de Gobierno que no actualizó el haber familiar durante su mandato», dijeron.