Vicentin mandó a la policía a hostigar a los empleados de su algodonera que reclaman por sus salarios

Los más de 400 empleados de Algodonera Avellaneda, del Grupo Vicentin, reclamaban por salarios impagos cuando fueron hostigados por agentes policiales. El gremio acusa a la policía de actuar «como fuerza de choque» de la empresa. Los empleados cobran en entre 20 y 25 mil pesos y no se los depositan.

Las trabajadoras y los trabajadores de la Algodonera Avellaneda, parte del grupo Vicentin, fueron hostigados hoy por agentes policiales mientras intentaban repartir volantes para informar a la población de su situación, donde no están cobrando ni siquiera la totalidad de los salarios de hambre que paga la empresa.

El amedrentamiento policial, según consignó el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros y Desmotadores de Algodón de los Departamentos General Obligado y San Javier, ocurrió en la localidad de Avellaneda, provincia de Santa Fe, en las cercanías de la planta Buyanor, también del grupo Vicentin.

Patrulleros se dirigieron específicamente hacia el pequeño grupo de diez obreras y obreros, quienes cumplían con todas las medidas sanitarias y de distanciamiento correspondientes a la Fase 5 vigente en la provincia. Los agentes policiales los interrogaron, reclamaron datos personales, les sacaron fotos y les impidieron continuar con la actividad de difusión.